26 de abril

Y abril se escapa y los claveles se marchitan en Portugal. La primavera ha abandonado los aparadores y pasea por el Puente Carlos. Nunca volverá a la Sorbona en mayo…

Ella deja los apuntes de la próxima campaña publicitaria de destinos vacacionales para la primavera árabe y mira por la ventana del hotel.

Afuera, el sonido de campanas que doblan sin saber para quién y unos niños en bicicleta que anuncian el verano. A lo lejos, un roble. En el Reina Sofía, un cuadro.

spotify:track:2lHuY66sjzb8Ve8IQz9wEW

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s