Leyendas

Desde pequeña había estado encantada con que su padre le explicara una y otra vez aquella leyenda del dragón y el caballero. Y aquella noche iba a ser la primera vez que ella se la explicaría a su hijo.

Cuenta la leyenda que había una vez una gente que era muy feliz en sus casas pareadas al lado de un campo de golf. Trabajaban en el mantenimiento de los hoyos y, a cambio, la aseguradora del club les daba cobertura.

Pero un día apareció un dragón y amenazó a los lugareños. Para que no se enfadara más cada familia debía hacerle ofrendas.

Fue pasando el tiempo y los ahorros de la gente se acabaron. Y el dragón no se iba. Llegados a este punto, no quedó más remedio que ofrecerle activos del banco propietario del campo de golf.

Pero cuando el dragón estaba a punto de convertirse en el máximo accionista, apareció un apuesto caballero con armadura y con su lanza mató al dragón. Así fue como el caballero rescató a la prima de riesgo.

Y con la sangre del dragón derramada nació una rosa al lado del hoyo 18 y todos fueron muy felices.

Pero aquella noche su hijo se la miró y muy serio le dijo: “Mamá, hoy hemos celebrado en el colegio el día de los Santos Mártires de Lehman Brothers y el profesor nos ha dicho que no fue un caballero con armadura, que fueron unos hombres de negro. Y que por supuesto no fue un rescate, fue un préstamo”

spotify:track:54OfvYjo69Oti3Lw59Obk9

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s