Es inútil continuar

Un día de éstos, enchufados a la máquina que controla el miocardio, nos preguntaremos en qué nos equivocamos mientras la dichosa máquina emite indescifrables pitidos.

Toda la vida leyéndoles el Principito para que en una éstas se declaren republicanos y nos dejen con un montón de elefantes dentro de un montón de boas.

Volvemos la vista atrás y no encontramos el maldito día donde nos equivocamos. Toda la vida siendo lo que nunca seremos para que un día decidan que no somos más que un montón de canciones antiguas que nadie escucha. Ni tan siquiera somos el tarareo de unas vidas que no entendemos.

Y somos tan gilipollas que nos levantamos, y sin hacerle caso a la máquina que controla la asistolia, miramos la despensa a ver si quedan cereales para desayunar.

spotify:track:4mVfeVckVFPK1xHfqZRY25

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s