Cualquier noche es buena para cenar

A lo largo de muchas Navidades en la familia siempre hemos tenido la suerte de poder ofrecer un plato de cariño a diferentes personas en estas fechas tan señaladas.

La tradición la empezó abuelo, aquel 62 en que invitó a cenar a todo el equipo de quitanieves, lo que permitió a Santa Claus volver a casa por Navidad y a él conocer a abuela. La más recordada es aquella Navidad en que mi hermano pequeño se empeñó en convencernos de que “qualsevol nit pot sortir el sol” es un villancico. Sabemos que el discurso de Nochebuena está grabado por aquel año en que el señor que estaba en la televisión cenaba de forma tan campechana a nuestro lado. Madre, durante todo el año pasado, no paró de recordarnos ya era hora de conocer al novio de la niña.

Este año me toca elegir a mi y he decidido invitar al resto de la familia, que hay que decidir, o no, lo del rescate. Los Corleone vienen a cenar por Navidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s