Si em dius adéu

Se las tradujo del primer al último acorde entre beso y beso. Y no pararon. Recién llegada de terra endins aprendió cada una de las palabras de aquel concierto del seis de julio de 1985.

Que tinguem sort fue el grito de guerra del equipo del President, la canción de la negociación, las notas que anticiparon todas y cada una de las reuniones que convirtieron a González en ex.

Y acabaron hablando catalán en la intimidad mucho antes que Lucía descubriera que una mayoría absoluta puede servir para tapar las cloacas de la democracia; mucho antes que decidiera borrar las promesas en las que no encontraba todo lo que buscaba; mucho antes de elegir el camino fácil.

spotify:track:5DR2yQXLmUgGbo34uFw9h2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s