Y así, tontamente, acabé pegándome un tiro.

Y así, tontamente, acabé pegándome un tiro. Había enviado el original de mi autobiografía para un informe de lectura. Era mi última posibilidad de publicar. Ya eran demasiados hijos y árboles y ningún libro.

A la vuelta del cementerio su viuda encontró la carta de disculpa de la editorial. La respuesta recibida se había cruzado con la enviada a otro autor de un manuscrito de novela negra en la que se aconsejaba la muerte del protagonista. Fue un éxito de ventas.

Anuncios

2 comentarios en “Y así, tontamente, acabé pegándome un tiro.

  1. Cosas del destino desde luego. Nunca sabes cuándo tu obra es excelsa.
    Nos seguimos en Twitter y me he decidido a dejarte un comentario. ¡Gracias por seguir mi twitt del concurso! y espero que tus letras lleguen muy alto en alguna final.

    Un besazo y a seguir escribiendo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s