¡Ni me repliques!

Nuestros mismos ojos, nariz o boca. Cualquier característica humana podía ser copiada en aquella nueva serie de androides. Eran perfectos y Pablo decidió regalarle una “María Replicante” a María por su trigésimo aniversario.

La temporada de gripe fue la gran prueba de fuego. El androide substituyó a María sin levantar sospecha alguna entre los compañeros de trabajo y conocidos.

Ahora Maria está relajadadísima. El androide realiza todas y cada una de sus obligaciones y ella disfruta de los placeres de la vida.

Mañana lo llevarán a revisar, el otro día se quedó sin batería mientras hacía el amor con Pablo.

Anuncios

2 comentarios en “¡Ni me repliques!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s