Abdicadas

La infancia de Alba fue un espejismo y la juventud un piso patera junto a siete inadaptados. La infancia de Linda fue una cuñada despechada y la juventud una caja de somníferos. La infancia de Barbie fue una madrastra y la juventud una fregona.

Se conocieron en la rampa de aquel juzgado donde declararon que todo fue por amor. Ahora quedan los viernes por la noche y salen a cazar perdices.

Anuncios

Un comentario en “Abdicadas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s