Penumbra

La beso...
Anna Uribe Aïs

Aquella fue la última vez que la vi. El teléfono sonó a las tres de la madrugada. Estaba muy nerviosa. Cuando llegué a buscarla ya no estaba. Ni ella ni el resto de equipo médico. Ni los enfermos. Sólo un hospital desierto. En el ministerio de sanidad dicen que pregunte en economía. En economía dicen que no será para tanto, que somos unos exagerados. Malditos recortes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s