Cual humo en el aire

Siempre había estado allí, pequeña y mugrienta, como las manos de la gitana que le dieron la forma.

Esperanza se avergonzaba de la cestica con la que todos los días pedía comida para los que estaban escondidos en el monte con su padre.

Cuando cogieron a su padre, le raparon la cabeza y la obligaron a dar vueltas al pueblo dando vivas a España. Ese día colgó su cestica en un clavo de la chimenea y huyó por el camino que llevaba a la muga de Francia. Su silueta se desvanecía en el alto de la collada.

Carmen Romeo Pemán

because the sky is blue...
Anna Uribe Aïs

En este viaje de bloguero se va coincidiendo con gentes a las que gusta de leer. Una de ellas es Carmen, una maña a la que he tenido el placer de encontrarme en el camino. Un honor publicar uno de sus micros.

Anuncios

4 comentarios en “Cual humo en el aire

  1. Hala!! yo había entrado para aprovecharme de tu blog y me encuentro con esta maravilla de Carmen, que bien quedó, Enhorabuena mañica!!

    Te iba a dejar un poema, pero no se como hacerlo jeje 😉

  2. Hermoso relato. Así enganchan los buenos relatos. Aquellos que nos llevan al idilio perdido, a la infancia, a lo que nos contaron…
    Un relato de la buena “memoria histórica”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s