Abierto en domingo

Discutían en la sección de oportunidades sobre si aquella estantería era más adecuada para copas y platos o para libros y música y sin premeditación acabaron en un motel de mala muerte. Besos “low cost”, caricias de ocasión, gemidos última oportunidad, amor de segunda mano descubierto entre bolsas azules y amarillas.

Fueron felices al final de las rebajas hasta que sonaron los dos móviles a la vez. Los niños seguían en la piscina de bolas de Ikea.

1345242023_bcbbb84ee8b911e1acff22000a1e8b23_7

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s