Vacaciones

Llegamos a la playa y tendimos las toallas. Sol, olas, brisa y libertad. Eran los únicos días de vacaciones antes de la llegada de los turistas del otro lado. Les atenderíamos con amabilidad y profesionalidad a su llegada.

Había unos niños jugando cerca y nos acercamos. ¿A qué jugáis?, preguntamos. A esquivar bombas, contestaron.

Gaza, julio de 2040

soledad
Anna Uribe Aïs

Abierto en domingo

Discutían en la sección de oportunidades sobre si aquella estantería era más adecuada para copas y platos o para libros y música y sin premeditación acabaron en un motel de mala muerte. Besos “low cost”, caricias de ocasión, gemidos última oportunidad, amor de segunda mano descubierto entre bolsas azules y amarillas.

Fueron felices al final de las rebajas hasta que sonaron los dos móviles a la vez. Los niños seguían en la piscina de bolas de Ikea.

1345242023_bcbbb84ee8b911e1acff22000a1e8b23_7

Fascículos

El primer día de vacaciones vuelve a la página marcada del libro que empezó una mañana y que solo lee una vez al año.

Esposas, hijos, amantes, trabajos, enfermedades, olvidos, recuerdos, guerras, tragedias, llantos, risas, cunas, ataúdes, silencios, días, semanas, meses y años.

Vidas que al acabar el día vuelven a la estantería hasta las próximas vacaciones.

Sin título

Pentagramas

Pasan las vacaciones entre mis vinilos y tu streaming, entre recuerdos de mi niñez y dibujos de tu carita de tonto; entre la indecisión por una de dos y las vueltas en el tiovivo; entre la espera a la orilla de la chimenea para descubrir la talla de tus vaqueros y el no dejarme comer golosinas; entre saber que últimamente solo soy un corazón tendido al sol y desear que ojalá quede tiempo para vivir.

Pasan las vacaciones y tenía que decírtelo: olvídate de ti, antes de que se pierda tu risa en la alameda, antes que se destiña tu camisa a cuadros.

1780126_10203099356994651_1992198512_o
Anna Uribe Aïs – Photography

spotify:user:didacmarin:playlist:0mBQLdrnRKbTN3jbfFdTCT

Escuela de verano

Guardamos los lápices con los que aprendimos a escribir entre líneas de pentagramas, a callar entre mentiras ensordecedoras, a olvidar entre sueños falsos, a respirar entre suspiros vacíos, a volar entre hojas secas, a reír entre lágrimas envenenadas, a conjugar entre infinitivos impersonales, a buscar entre oficinas de objetos perdidos, a olvidar entre extractos de la tarjeta de crédito, a publicar entre ediciones de bolsillo, a dejar de dar vueltas entre los carruseles del olvido, a tender puentes entre ropa sucia.

Donde aprendimos que entre las ingles y los labios solo caben los cuentos sin final.

1316715821_ce23ac765be2421f81b72894bb303ae3_7

Sin palabras

Tiene las vacaciones llenas de diccionarios.

Cada uno de setiembre empieza una agenda donde apunta todas las palabras que no entiende. El uno de agosto las ordenada por nivel de ignorancia, por tamaño y por orden alfabético.

Cada año dedica las vacaciones a entender el mundo que le rodea.

1327146457_b7071486442511e180c9123138016265_7

Antes de entrar, dejen salir

Empieza las vacaciones y camino de casa deja de fumar. Al día siguiente deja de gritar, al siguiente de refunfuñar, y día a día va dejando de enfadarse, de maldecir, de cabrearse, de escupir, de morder, de separar, de…

Acaba las vacaciones y de vuelta a la oficina pasa por el estanco y deja de dejar.

1334940169_ddb680348b0711e192e91231381b3d7a_7