Palabras

Las palabras son como armas de precisión, tienen efectos colaterales. Y ocurre que, a veces, ni las metáforas son capaces de llegar a cerrar las heridas. Pertenecer a una generación cuyos abuelos debieron ser declarados inocentes de un delito no existente no ayuda.

Amnistía significa olvido. Olvido de un delito. De un delito inexistente. Inexistente más allá de unos legisladores escondidos tras una dictadura.

Llegados a este punto, lo único que queda por esperar que lo llamen como les plazca, pero sería un detalle por su parte no adjetivar (en este caso sinónimo de ensuciar) con fiscal, ni con urbanística, ni con cualquier otra mentira la memoria de los perdedores.

spotify:track:3QPxxHmSKtmoP7HPQhm0il