Emprendedores

Flower Power by annnamilsonrisas
Flower Power, a photo by annnamilsonrisas on Flickr.

Aquella muerte inesperada en mitad de agosto fue la gran oportunidad para ella, la chica del para todo en aquel diario de capital de provincias. El obituario fue un éxito. Las cartas de agradecimiento de la familia y de toda la clase política obligaron al director a ofrecerle la sección de necrológicas.

Las invitaciones a ser la persona de las últimas palabras fueron continuas. No había despedida que se preciara que no contara con su saber decir y la consiguiente página de recuerdo en el periódico. Los anunciantes se peleaban por aparecer al lado de las esquelas.

Pero el tiempo pasó inexorable y entre los que dejaban de fumar, los que se cuidaban el colesterol y los que hacían deporte cada día, el trabajo fue a menos. Hasta el día que dejó de ser viable vivir de la literatura de cementerio y decidió buscar soluciones.

En la próxima feria del libro presentará el primer volumen con los mejores obituarios. Publica la editorial “Capo di tutti capi”. Maldita crisis.

spotify:track:78Q2Em989i9lagCBf8XGyX

Anuncios

Crónica de urgencia

Suena el teléfono en fin de semana. De la redacción. Ella había llegado hacía sólo una semana y el cargo merecía la pena. Era necesario una crónica de urgencia.

En aquel instante no supo valorar si la confusión de la economía con la geografía era suficiente para ser portada de fin de semana. Haber trabajado para National Geographic no le había dado la suficiente experiencia para conocer la diferencia entre precipicios, acantilados, barrancos, abismos, simas y rescates de última hora. Demasiados accidentes geográficos para una simple responsable de cierre de economía en fin de semana.

El problema no es confundir la geografía con la política. El problema es confundir la política con la banca.

La geografía y la banca no tienen relación más allá de los paraísos (fiscales) y confundir la banca con la política es de otro cuento. Sin final.

spotify:track:7Es2gcDpA0ma6zEqgP6Wuc